Hoy, me estaba persiguiendo un tipo con mala pinta. Cuanto más deprisa avanzaba yo por la callejuela, más deprisa andaba él, llamándome. “¡Ven aquí, pstt, ven aquí!” A cabo de un minuto de pánico y sudores fríos, su caniche ha salido de detrás de los coches. VMV

de inessou / 17/10/2012 a las 17:43 / Spain / Otros

Comment this

Usuario (obligatorio) :

Por favor verifica que tu comentario sigue nuestras reglas